Colección hermanas Brontë (en portugués)

Esta semana os quería enseñar unas preciosas ediciones de libros traducidos al portugués de las hermanas Brontë de la editorial Martin Claret, una editorial brasileña.

Las novelas publicadas dentro de esta colección son:

  • Villette de Charlotte Brontë (ISBN: 9788544001158)
  • Shirley de Charlotte Brontë (ISBN: 9788544001462)
  • Jane Eyre de Charlotte Brontë (ISBN: 978-8572329996)
  • Cumbres borrascosas de Emily Brontë (ISBN: 9788544000182)
  • Agnes Grey de Anne Brontë (ISBN: 9788544000397)

Martin_Claret_Brazil_Bronte books

Como podéis ver, las portadas son totalmente impresionantes, con dibujos que reflejan el contenido o el espíritu de la novela y, como habréis notado algunos, en la portada de Agnes Grey el dibujo es precisamente del la casa de la familia de Haworth, de la que ya os hice una mini-visita hace un tiempo.

Obviamente tenía que hacer mención a la portada de Jane Eyre, que me parece una maravilla y que os enseño completa en la siguiente imagen.

Jane Eyre portuges.jpg

La única pena es que desde España es muy complicado conseguir estas ediciones, ya que pocas son las librerías que venden desde Brasil a España y, aunque los libros inicialmente no son caros, rápidamente aumenta si se le añaden los gastos de envío. Si se da la casualidad de que alguno de los lectores del blogviven por esas tierras (o familiares de lectores del blog, o si tenéis pensado pasar por allí las próximas vacaciones…. :P) , ya sabéis por dónde me muevo.

 

Anuncios

Novedad: manga de Jane Eyre (en español)

978846793113601_g.jpgJane Eyre de Charlotte Brontë 
Chan Crystal S. y SunNeko Lee
Norma editorial
Formato: Rústica con sobrecubierta
Tamaño: 14,8 x 21
Páginas: 320B/N + 2 Color
ISBN: 9788467931136
Precio: 18 €

 

UNO DE LOS MÁXIMOS EXPONENTES DE LA NOVELA ROMÁNTICA AHORA EN ESTILO MANGA.
La dura infancia de Jane Eyre no ha conseguido doblegar su espíritu, y como muchas otras jóvenes sin fortuna, tiene que trabajar para ganarse el pan, por lo que acepta un empleo como institutriz en Thornfield Hall. Casi sin poder evitarlo se enamora del tutor de su pupila, el Sr. Rochester, ¿pero podrá su amor superar el terrible secreto que se oculta en esa casa?

La vida de Charlotte Brontë de Elizabeth Gaskell

Que las hermanas Brontë se conviertieran en un mito no está solo relacionado con que sus novelas sean simplemente obras maestras, también tuvo mucho que ver la publicación de La vida de Charlotte Brontë escrito por Elizabeth Gaskell en 1857, dos años después de la muerte de Charlotte, que ayudó a mitificarlas (y a veces idealizarlas) todavía más.

04bda1e51a9044905cb2cdc7662474d2

Elizabeth Gaskell conodió a a Charlotte en la residencia ribereña de sir James y lady Kay Shuttleworth en agosto de 1850 y coincidió con ella varias ocasiones, cuando ambas eran ya conocidas escritoras, y aunque no llegaron a ser grandes amigas, sí mantuvieron correspondencia por carta. Charlotte también fue tres veces a Plymouth Grove, la casa de Elizabeth Gaskell en Manchester; y en 1853 Elizabeth recibió una invitación a Haworth, donde conoció a Patrick Brontë.

Charlotte Brontë murió a finales de marzo de 1855, cuando apenas llevaba casada con Arthur Bell Nicholls unos pocos meses. Según se dice, Patrick Brontë se puso en contacto con Elizabeth Gaskell en 1855 para que escribiera una biografía de su hija mayor, Charlotte, para tratar de acallar la curiosidad general sobre esta escritora que había vivido prácticamente en el anonimato del campo. En ese momento Elizabeth ya había publicado tres novelas (Mary Barton, Ruth y Norte y sur, que se publicó ese mismo año), también había escrito muchos cuentos e historias cortas (como Cranford) y por su cercanía con Charlotte que pensó que podría ser la persona ideal.  También se sabe que unos 15 días antes de que Patrick contactara con ella, Elizabeth le había escrito a George Smith, editor, que estaría interesada en escribir una biografía sobre su amiga.

Elizabeth Gaskell fue varias veces a Haworth para recopilar información, en este caso la gran mayoría de los documentos empleados y reproducidos en la biografía son cartas. Arthur Bell Nicholls le dio muchísima menos información de lo que esperaba, apenas unas pocas cartas puesto que no era muy partidario de que se escribiera la biografía, y precisamente al ser el albacea de Charlotte era el único que podía prohibir su publicación, aunque finalmente no se opuso. Ellen Nussey le cedió a Elizabeth unas 350 cartas que había ido intercambiando con Charlotte con el paso de los años, aunque en realidad se sabe que tenía muchas más y que censuró y tachó algunas partes en las que le cedió para la biografía. También habló con vecinos, amigos de la familia, con sus editores en Londres, fue a Bruselas, escribió cartas pidiendo información a amigas de la infancia de Charlotte… Fue una exhaustiva labor de documentación y recopilación de información, terminando la biografía el 7 de febrero de 1857.

original

Cuando se publicó la obra, el 25 de marzo de 1857, tuvo una gran acogida; para empezar, era una biografía centrada únicamente en la vida de Charlotte Brontë más que en su producción litteraria y además había sido escrita por una mujer. Seleccionando las cartas y las anécdotas cuidadosamente, creó una imagen de Charlotte que, por lo que se sabe, no es precisamente real. Presenta una imagen idealizada, donde se han censurado claramente partes de su vida de las que Elizabeth sí tenía conocimiento (como su intercambio de cartas con el Sr. Héger:  carta 1, carta 2, carta 3, carta 4), y que terminó consiguiendo lo que quería, que Charlotte quedara como una devota hija, hermana y esposa.

La primera edición de La vida de Charlotte Brontë tuvo tal el éxito que ese mismo año se lanzó una segunda edición.  Eso sí, esta segunda edición apenas permaneció a la venta un mes. A Elizabeth le llovieron las críticas y denuncias por parte de la gente que en aparecía, tanto de protagonistas de cartas como de anécdotas y cosas varias, y el 26 de mayo de 1857 se retiró esta segunda edición de las librerías. Por ejemplo, la Sra. Scott la denunció por la imagen que daba de seductor que daba de su hermano Branwell; también la familia de Carus Wilson, fundador de la escuela Cowan Bridge, se quejó de la imagen que se daba de él y de su escuela (recordemos que Cowan Bridge sirvió de inspiración para el internado de Lowood en el que Jane Eyre pasa su infancia). Ese mismo año salió entonces una tercera edición con correcciones, matices y aclaraciones sustanciales, que algunos llamarían “censurada” o “mutilada”, aunque para ciertas personas no fueron suficientes los cambios.

A pesar de esta visión sesgada, La vida de Charlotte Brontë aporta gran cantidad de información sobre la vida privada de la autora, por lo que si la queréis leer está disponible en castellano.

Para saber más:

  • Andrea Koczela, 2014. How Elizabeth Gaskell Saved Charlotte Brontë’s Reputation.
  • Lyndall Gordon, 2008. Charlotte Brontë: a passionate life.
  • Elizabeth Gaskell, 1857. La vida de Charlotte Brontë.

La Navidad en Jane Eyre

Charlotte_Christmas.png

¡Feliz Navidad a todos!

Hoy quiero aprovechar estas fechas para hacer una pequeña entrada con fragmentos de

Jane Eyre donde se menciona la Navidad. No son muchos, y tampoco son especialmente alegres o festivos, pero quería compartirlos con todos vosotros (y de paso poner un dibujo de Charlotte con toque festivo acompañando al texto).

November, December, and half of January passed away.  Christmas and the New Year had been celebrated at Gateshead with the usual festive cheer; presents had been interchanged, dinners and evening parties given.  From every enjoyment I was, of course, excluded: my share of the gaiety consisted in witnessing the daily apparelling of Eliza and Georgiana, and seeing them descend to the drawing-room, dressed out in thin muslin frocks and scarlet sashes, with hair elaborately ringletted; and afterwards, in listening to the sound of the piano or the harp played below, to the passing to and fro of the butler and footman, to the jingling of glass and china as refreshments were handed, to the broken hum of conversation as the drawing-room door opened and closed. When tired of this occupation, I would retire from the stairhead to the solitary and silent nursery: there, though somewhat sad, I was not miserable.  (…) I then sat with my doll on my knee till the fire got low, glancing round occasionally to make sure that nothing worse than myself haunted the shadowy room.

Esta tristeza y soledad contrasta con otro fragmento navideño que tiene lugar mucho más adelante en la novela, cuando Jane está ya con los Rivers, junto a los que quiere intentar pasar una Navidad perfecta.

My first aim will be to clean down (do you comprehend the full force of the expression?)—to clean down Moor House from chamber to cellar; my next to rub it up with bees-wax, oil, and an indefinite number of cloths, till it glitters again; my third, to arrange every chair, table, bed, carpet, with mathematical precision; afterwards I shall go near to ruin you in coals and peat to keep up good fires in every room; and lastly, the two days preceding that on which your sisters are expected will be devoted by Hannah and me to such a beating of eggs, sorting of currants, grating of spices, compounding of Christmas cakes, chopping up of materials for mince-pies, and solemnising of other culinary rites, as words can convey but an inadequate notion of to the uninitiated like you.  My purpose, in short, is to have all things in an absolutely perfect state of readiness for Diana and Mary before next Thursday; and my ambition is to give them a beau-ideal of a welcome when they come.

Dicho esto, espero que podáis pasar estas felices fiestas con vuestra familia y que Papá Noel y los Reyes Magos os dejen algún Brontë-libro debajo del árbol.

¡Nos vemos!

¿Cuánto vale una primera edición de Jane Eyre?

¡Hola a todos!

Hoy os quiero traer una entrada que, por lo menos a mí, me resulta interesante. ¿Os habéis parado a pensar alguna vez el precio que tienen hoy en día las primeras ediciones de vuestras novelas favoritas?

En 1847 la primera novela de Charlotte Brontë, Jane Eyre, vio la luz pero fue publicada con el pseudónimo de Currer Bell. Hasta aquí es probable que no os haya dicho nada que no sepáis ya, pero sí os puedo decir que el precio de venta de la novela en ese año era de 31 chelines y seis peniques. Si pasamos esta cifra a dinero actual (con la ayuda de esta página web) eso vendría a ser unas 840 libras esterlinas. Pero ahora viene lo mejor. Realmente… ¿A cuánto se está vendiendo la primera edición de Jane Eyre hoy en día?

Si miramos la página web de Sothebys, una de las casas de subastas más famosas, podemos ver que el precio de una primera edición, recordemos, 1847, podemos ver que se han vendido a precios de entre 40.000 y 70.000 libras. 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Además de estos lotes, que ya no están disponibles, también se puede encontrar la novela en páginas webs de libros de segunda mano como Abebooks, con precios algo menores pero dentro del mismo orden de magnitud.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Pero… ¿Qué pasa si en vez de la primera edición, porque nuestro bolsillo no se lo puede permitir, queremos una segunda o tercera edición? ¿Y qué pasa con la primera edición americana, publicada solo un año después? Pues estáis de suerte, porque los precios son bastante más bajos en comparación porque ya estamos hablando de solamente unas pocas miles de libras.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Espero que os haya parecido curiosa la entrada y bueno, si a alguien le toca la lotería y me quiere regalar una primera edición de Jane Eyre, por aquí estaré 😛

El arte en las cubiertas de Jane Eyre

¡Hola a todos!

Dentro de la iniciativa Adopta una autora os he ido hablando de Charlotte Brontë, de las traducciones que hay disponibles de Jane Eyre y sus diferencias y también de alguna que otra curiosidad. En esta ocasión os vengo a hablar de Jane Eyre otra vez, y más especificamente de sus portadas.

Seguro que muchos de vosotros cuando vais a las librerías, ya sea a mirar o a comprar un libro en concreto, ya habréis notado que es inevitable no fijarse en las portadas de los libros que hay colocados en los expositores y estanterías. Algunos tienen portadas muy llamativas, otros apenas son el título sobre un fondo de color, y en concreto en el caso de los clásicos tienden a abundar las cubiertas que emplean cuadros famosos y no tan famosos como “adorno”, encajen o no con la temática de la obra. Pues bien, en la entrada de hoy vamos a descubrir qué cuadros se han empleado como imagen de cubierta en distintas ediciones de Jane Eyre, tanto en inglés como en castellano.  He tratado de ser lo más rigurosa posible con las fechas de los cuadros, pero la verdad es que en algunas ocasiones o simplemente no se conoce o incluso según la fuente el año es diferente, espero que no haya muchas meteduras de pata.

Voy a empezar con una de las ediciones más “famosas” y que siempre destaco cada vez que hablo de este libro, que es ni más ni menos que la edición de Alba editorial, en tapa dura.  En esta ocasión, el cuadro es El árbol de los cuervos, de Caspar David Friedrich en 1822, que podéis encontrar expuesto en el museo del Louvre en París. Este pintor alemán es conocido por sus paisajes tanto de montaña como marinos, inspirados casi todos en lugares que el propio artista había visitado.

Caspar David Friedrich - El arbol de los cuervos (1822)_JE

Siguiendo con Alba editorial, esta vez en su formato de bolsillo, tenemos también otra obra de Caspar David Friedrich, en esta ocasión una xilografía llamada The Woman with a Spider’s Web in the middle of Leafless Trees, realizado en 1803 y que se encuentra actualmente en el British Museum en Londres. Como podéis notar, la obra ha sido discretamente coloreada para ser usada en el libro.

Caspar David Friedrich - The Woman with a Spider's Web in the middle of Leafless Trees (1803)_JE

Continuando con las ediciones en castellano, tenemos esta de Random House Mondadori, con una obra de un pinto británico Carlton Alfred Smith, Recalling the Past, realizada en 1888. Como nota curiosa, este mismo cuadro ha sido empleado como portada de Agnes Grey por la editorial Alba.

Carlton Alfred Smith - Recalling the Past (1888)_JE

Hace unos pocos meses la editorial Penguin, también perteneciente a Random House, reeditó en formato bolsillo su versión de Jane Eyre, y la obra elegida para ilustrar la cubierta es un dibujo de Dame Darcy, aunque ligeramente modificado, eso sí. En inglés existe una edición de la novela ampliamente ilustrada por Dame Darcy, con tintes góticos que le dan un aire muy interesante, me parece curioso que hayan elegido precisamente una de sus ilustraciones.

Penguin Jane Eyre_Dame Darcy.jpg

Para terminar con las ediciones en español, vamos con la cubierta más espantosa de todas, una de Alianza (que ha sufrido varios cambios de portada desde entonces, dicho sea de paso). La obra que malamente figura en la cubierta es A Quiet Read, de William Kay Blacklock, realizada en torno al año 1900. Desde luego, es mucho más bonita la obra original que el destrozo que hicieron con ella en la portada del libro.

A_Quiet_Read_by_William_Kay_Blacklock (1900)_JE.jpg

Empezando por las cub iertas inglesas, tenemos esta de Wordsworth classics, donde aparece el cuadro Reflexiones de Ether Porter Bailey, una interesante elección aunque también ha sido adaptado ligeramente para encajar mejor con los esquemas de la editorial.

Ether Porter Bailey - Reflections_JE

No podía faltar alguna edición de Penguin, y concretamente he querido elegir esta porque el cuadro que aparece encaja muy bien con la novela, se trata de The Governess, de Rebecca Solomon, pintado en 1851, y como nota curiosa, se vendió en una subasta en Christies en el año 2007 por el “módico” precio de 31.200 libras.

The Governess - Rebecca Solomon (1854)_JE.jpg

Otra edición de Penguin distinta tiene en la cubierta la obra Beauty, de John Everett Millais, que está también en una colección privada.

Beauty - John Everett Millais_JE.jpg

Otro cuadro que ha sido empleado en unas pocas ediciones más de Jane Eyre en inglés, siguiendo la misma temática, es The Governess, de Richard Redgrave, pintado en 1844, expuesto en el Victoria & Albert Museum de Londres.

The Governess - Richard Redgrave (1844)_JE.jpg

En esta edición de Everyman Library,  el cuadro que aparece en la cubierta es The Travelling Companions, de Augustus Leopold Egg, pintado en 1862 y que se encuentra en el Birmingham Museums and Art Gallery (Reino Unido).

The Travelling Companions - Augustus Leopold Egg (1862)_JE.jpg

Por último, quería incluir también esta edición en alemán ya que me parece muy curioso que se haya elegido precisamente este cuadro para la imagen de la cubierta, hay que ver lo que cambia poder tener una visión completa del cuadro. La obra se titula Alicia en el país de las maravillas, hecha en 1879 por George Dunlop Leslie, expuesta en el Brighton and Hove Museums & Art Galleries (Brighton, Reino Unido).

George Dunlop Leslie - Alicia en el país de las maravillas (1897)_JE.jpg

Espero que os haya gustado la entrada y que os haya resultado interesante, yo al menos he aprendido y disfrutado mucho preparándola, así si os vais de vacaciones este verano a alguna de las ciudades donde están los cuadros, siempre merece la pena ir a hacerles una visita 😉